Adiós a Antonio…

Antonio era un luchador, harto de pelear por sobrevivir, agotado por su enfermedad pero él era la revolución en sí mismo. Estuvo muy poco tiempo en la residencia pero parece que ha estado tres veces más  pues dejó huella, se hacía notar, absorbía la energía… y era genio y figura hasta la sepultura!!!, reclamaba atención y nunca quería quedarse solo..pues la muerte lo perseguía de cerca y él era muy consciente pero se negaba. Todo se le puede perdonar pues en su pellejo cómo reaccionaríamos??

No obstante, pudimos robarle algún instante de sonrisas, nos dejó llegar a su corazón y conocer a ese Antonio tierno, agradecido, consciente de que su hora estaba muy cerca…entremezclado de su amarga agonía y enfadado con todo el mundo por lo que le estaba sucediendo. Yo me quedo con un último beso que le pedí que me diese y me lo dió, me quedo con la imagen cuando cerraba los ojos si le hablabas de algo que no le interesaba, como si hubiese perdido la conciencia en ese mismo momento…pero te escuchaba. Y siempre acompañado de su hijo, un ejemplo de constancia y un cuidador inquebrantable pasara lo que pasara pues, su decisión había sido estar al lado de su padre a lo largo de todo este proceso agotador, te mandamos un gran abrazo de todo el equipo pues cuentas con nuestra admiración y respeto…….descansa en paz Antonio pues te lo has ganado.

 

Esta entrada fue publicada en LA RESIDENCIA y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *