Fotos con el premio y Adiós a Ismael

Todos los abuelos y las trabajadoras estamos muy contentos con » el Premio a la Excelencia en la Innovación de la diversificación económica territorial» ya que es un reconocimiento a nuestro esfuerzo.  Significa que nos hacen visibles a las mujeres en el medio rural y nos lo merecemos.

Siempre tan acostumbradas a estar en la sombra y más en el medio rural, ya que la economía se basa en la gran mayoría de los casos en la agricultura y ganadería, siempre pendientes de toda la familia haciéndonos cargo de la casa y del trabajo que tengamos fuera. La verdad es que somos nosotras las que fijamos la población y tenemos que empezar a estar presentes en nuestros pueblos, en la alcaldía, en los Plenos, en la economía de nuestros pueblos…si somos visibles existimos!!!

Este Premio es un triunfo para todas las mujeres del medio rural: las que emprenden y las que están en sus casas. Admiro a muchas de estas mujeres: a Raquel con su carnicería en Daroca, a Reme con su casa rural en Romanos, a Maria y sus hermanas con la granja escuela de Cerveruela, a las mujeres que están presentes en la agricultura y ganadería, a mi abuela (gran ama de casa y gerente de su casa), a  mi madre (luchadora nata que sacó adelante a sus hijos trabajando duro y que se merece lo mejor), a mi tía (ayudándonos en esos momentos difíciles y  a mi lado cuando la necesito)…todas y cada una de nosotras nos representamos  y queremos ser visibles!!!!!!!

Por último tengo que despedir a Ismael porque estuvo con nosotras desde mayo del 2015 hasta el 31 de agosto del 2018, que por circunstancias se trasladó a Zaragoza y ha fallecido este sábado 10 de noviembre. Fue muy doloroso que haya fallecido lejos de nosotras pues parece que no hemos podido completar nuestro trabajo, queríamos que muriese a nuestro lado porque formaba parte de nuestra historia, era nuestro abuelito y lo queríamos muchísimo. Perdónanos Ismael pues no hemos podido estar ahí, dándote la mano en el último día de tu vida…

Pero tu despedida te la hacemos  a lo grande, como tú te lo mereces!!! tu sonrisa que nunca olvidaremos, tus palabras cariñosas, tus muestras de cariño, tus ganas de juerga cuando hacíamos fiestas, en las excursiones nunca querías volver a la residencia pues decías: «con lo bien que lo estamos pasando yo no me voy»… dentro de tu demencia sabemos que reconocías como familiares nuestras voces, nuestras caras…siempre que miro a la silla de la entrada al comedor te veo a tí con tu sombrero. Alguna vez querías pegar a las chicas porque te enfadabas dentro de la demencia que te gobernaba pero nunca podremos tenerlo en cuenta porque eres nuestro Ismael y sólo una sonrisa tuya valía un valer. Perdóname porque cuando me enteré, un mes antes, que te llevaban a Zaragoza evité acercarme a tí durante muchos días por el dolor que me suponía que te fueses y no he sido capaz de ir a tu entierro porque para mí es como si te hubiese fallado en ese último adiós!!!. Desde aquí te mando un enorme beso y abrazo!!!!!!! estoy segura que has vuelto con nosotras, a nuestra residencia, que era la tuya.

Esta entrada fue publicada en LA RESIDENCIA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *